Portada » Análisis » The Cave

The Cave

Siete personajes distintos, una cueva parlante y muchos puzles por delante. Pasen y vean.

The Cave - AnŠlisis

El sistema de juego de The Cave es muy sencillo: avanzaremos con nuestro trío elegido resolviendo puzzles a base del uso adecuado de ciertos objetos esparcidos por el escenario. Veremos que aquí Rob Gilbert rompe otra convención: no tendremos un inventario. Cada personaje podrá recoger un objeto como máximo a la vez. Tampoco portaremos objetos encontrados en los primeros compases para ser usados muy avanzada la aventura ya que cada sección está separada por unos pequeños tramos de plataformeo insulso o por caídas al vacío que nos llevaran a una nueva sección de la cueva. Esto quiere decir que cada fase se resuelve con los objetos que encontremos en ella y no con alguno que hayamos podido conseguir antes.

Todo ello simplifica mucho la resolución de los rompecabezas y será muy bien recibido por los principiantes del género. Si bien lo que predomina es la lógica pura, es fácil encontrarnos con puzles que requieren una lógica alternativa muy al uso de las aventuras gráficas clásicas, tomando el humor o lo absurdo por bandera. Aunque en general el nivel de dificultad no es excesivamente difícil, hay que destacar que dentro de la cueva no se muere, por lo que no hay que tener miedo a probar las consecuencias hasta dar con la solución al reto que se nos presente.

The Cave Wii U

En las secciones dedicadas a cada personaje, las que nos llevan a cumplir su objetivo dentro de la cueva, serán éstos los que lleven el peso de la acción gracias a su habilidad especial, siendo los otros dos personajes seleccionados ayudantes para allanar el camino o accionar mecanismos desde otro punto del mapeado.

Esto puede ser engorroso pues al controlar tres personajes perderemos mucho tiempo reuniéndolos o revisitando toda la zona de punta a punta con cada uno buscando la forma de seguir avanzando. No hay opción de correr o de reunir al grupo de forma automática. Otro de los contras se encuentra en la parte plataformera, no enriquece nada la experiencia de juego y no aporta más que separar una fase de otra. Además, es constante y frustrante querer dejarte caer por alguna pendiente y ver como tu personaje se cuelga de las escaleras o del borde del saliente. Dicho así suena a poco pero cuando pasa tan a menudo que ves que frena el ritmo, y cuando te sucede con tres personajes, puede llegar a desquiciar.

The Cave Wii U