Portada » Análisis » Super Mario 3D World

Super Mario 3D World

Super Mario 3D World ya está aquí para salvar a Wii U.

Super Mario 3D World - AnŠlisis

Cuando Super Mario 3D World se presentó durante este E3 dejó una impresión fría y poco prometedora. La gente esperaba un Galaxy y Nintendo mostró un 3D Land. La demostración era poco inspirada y la presentación fue muy descafeinada. Wii U, una consola que nació agonizante, necesitaba un revulsivo y pocos vieron en Super Mario 3D World la energía necesaria para rescatar a la sobremesa. Sin embargo, poco a poco se ha ido mostrando el progreso del juego y la audiencia ha empezado a verlo con mejores ojos. En Revogamers lo hemos probado de forma intensiva, y podemos constatar que la mejora no es baladí. Nintendo ha hecho los deberes y le sobran los motivos para confiar en el presente título la salvación de Wii U.

Super Mario 3D World traslada a las tres dimensiones, de forma fiel, la experiencia bidimensional de las aventuras más tempranas del fontanero, así como las de la saga New Super Mario Bros. Se deja por el camino parte de la espectacularidad que había ganado con la subsaga Galaxy para centrarse puramente en la jugabilidad, heredando muchas mecánicas de Super Mario 3D Land. Tan extenso como divertido, no debe faltar en la colección de ninguna persona amante de los videojuegos. Es, desde  mi punto de vista, el mejor juego de Wii U, junto a Rayman Legends, y está totalmente capacitado para borrar la lánguida situación de la última sobremesa de Nintendo. 

Encasillando a Super Mario 3D World

Super Mario 3D World es un plataformas tridimensional de cámara semi-fija. Puedes mover el ángulo de cámara entre algunos disponibles (dependiendo del nivel tienes más libertad) para adecuarlos a tu forma de jugar. La consecuencia es que, una vez coges el mando, te haces con la jugabilidad en cuestión de segundos. A veces cuesta un poco calcular los saltos, más si estás acostumbrado a las tres dimensiones de Super Mario 3D Land, pero la accesibilidad del primer mundo sirve para que te pongas en la piel del fontanero o de sus aliados sin ningún problema.

Se puede elegir entre cuatro personajes, cada uno con sus puntos fuertes y sus debilidades. Mario es el personaje más equilibrado. Luigi salta muy alto pero es lento y descontrolado. Peach es extremadamente lenta pero su habilidad de flotar en el aire con la falda la convierte en un personaje ideal para principiantes. Por su parte, Toad compensa su poca potencia de salto con su gran velocidad. Al final, los personajes más versátiles son Mario y Toad, y los otros dos quedan relegados a un segundo plano. Luigi es especialmente odioso y hubiera sido todo un detalle haberle dado alguna ventaja más que compensase su desconcertante descontrol. Al comenzar cada nivel de Super Mario 3D World puedes elegir el personaje con quien quieres jugar, o bien dejarlo en manos del azar, opción que, a título personal, es más divertida. En multijugador existe un problema, y es que quienes cojan a Peach y, sobre todo, a Luigi, van a estar en constante desventaja.

Super Mario 3D World Wii U análisis

Mario abandona el estilo de juego de Super Mario Galaxy y continúa el de Super Mario 3D Land. Para correr es necesario pulsar el botón correspondiente, que también sirve para realizar la acción especial del traje que se lleve puesto. Además, Mario puede agacharse pulsando un gatillo y realizar una serie de acrobacias de gran utilidad, desde dar volteretas para romper bloques de ladrillo a ras de suelo hasta realizar saltos de altura o longitud. Este estilo de control lo acerca mucho más a la experiencia bidimensional, aunque se pierde la pequeña voltereta que Mario podía realizar en el aire para llegar un poco más lejos, y muchas veces nos veremos traicionados por la memoria haciendo un salto con culazo sin querer, ya que están ambos movimientos mapeados en el mismo botón.

Esta sencillez en el control en Super Mario 3D World permite que se puedan usar en él todos los mandos disponibles para Wii U, desde el wiimote hasta el mando clásico de Wii, pasando por supuesto por los controladores propios de Wii U. No obstante, se emplean en algunos niveles algunas de las funcionalidades propias del Wii U Gamepad, lo que obliga jugarlos con él. Hay que decir que, si bien soplar es divertido y le aporta frescura al desarrollo de los niveles, la forma en la que se ha implementado el giroscopio (para la cámara) y, sobre todo, la pantalla táctil son bastante deficientes. Los niveles que requieren el uso de esta última se ven lentificados en extremo y son un lastre para la experiencia final. Por suerte, son muy pocos, pero hubiera sido mejor prescindir totalmente de esta función. La pantalla táctil se puede emplear también para romper cierto tipo de bloques, paralizar a los enemigos, coger monedas y dejar pistas visuales al resto de jugadores si jugamos en multijugador. Destacar también que Super Mario 3D World duplica en la pantalla del gamepad lo que vemos por la televisión, lo que permite Off-TV sin fisuras, aunque merece la pena disfrutarlo en la pantalla grande.

Super Mario 3D World Wii U análisis

Los ángulos de cámara se controlan con el stick derecho del Wii U Gamepad, del Wii U Classic Controller Pro y del mando clásico de Wii U, lo cual quiere decir que son inamovibles si se juega con el Wiimote. No obstante, los niveles están diseñados de tal forma que, en el fondo, no es necesario mover la cámara en absoluto. Además, en el modo multijugador no se puede mover. Ya se ha señalado antes, pero la cámara no es libre y permite solamente variar el ángulo desde el que se ve la acción, salvo en algunos niveles centrados en la exploración, que ofrecen mayor versatilidad. Son estos los que permiten asociar el movimiento de la cámara a los sensores giroscópicos del Wii U Gamepad, aunque es mejor opción emplear el stick derecho.