Portada » Análisis » Wii Sports Club: Tenis - AnŠlisis para Wii U

Wii Sports Club

Wii Sports Club: Tenis intenta renovar el clásico de Wii.

Wii Sports Club: Tenis - AnŠlisis para Wii U - AnŠlisis

Analizar Wii Sports Club: Tenis supone volver a visitar una de las primeras experiencias de Wii. Wii Sports no nos dio el juego de tenis más profundo ni tuvo el control más realista que podemos recordar. Visto con perspectiva, podemos sacarle varios fallos que otros juegos de este deporte supieron dejar en evidencia una vez salieron periféricos más precisos que el Wiimote original. No importa, en el 2006 el sabor de boca que nos dejaba este primer contacto con Wii sabía a caviar de beluga. Por primera vez para la mayoría, un videojuego de tenis no se basaba en pulsar botones, sino que dábamos nuestros propios raquetazos al aire. No había mucho control sobre la dirección y la forma del tiro, los personajes estaban guiados por la máquina y era raro mandar la bola fuera. Pero insisto, nos daba igual.

Han pasado siete años desde entonces. Se dice pronto; pero uno se para a pensarlo y se asombra de que ese momento, mágico para muchos jugadores, ya empieza a quedar muy atrás. Wii Sports Club: Tenis nos recuerda eso mismo. El control ha mejorado sustancialmente con el Wii Motion Plus y el online da bastante vida a un juego que vive por y para el multijugador; pero no deja de ser la misma experiencia que en el nacimiento de Wii. La misma con una diferencia: le han robado el factor novedad, la sorpresa de estar ante algo verdaderamente rompedor. Esto no le sienta nada bien, pues es como si despojáramos a una tarta de su recubrimiento de chocolate. No sabe igual y hasta la sensación que deja es rara.

Cierto es que ahora tenemos un mayor control sobre nuestros tiros, pudiendo orientar mejor la pelota según nuestro timing y pudiendo realizar globos con mayor facilidad. Buena fe de esto dan los minijuegos de entrenamiento, bastante ilustrativos sobre lo que se puede conseguir con el añadido del Wii Motion Plus. No obstante, el tenis de Wii Sports tiene sus propias carencias apuntadas en su carnet de identidad. Partidos siempre a dobles, imposibilidad de controlar el movimiento de tu personaje y un abanico de golpeos no demasiado amplio. Como experiencia tenística, la propia Wii ya contaba con juegos mucho más elaborados.

Uno de los aspectos que más echamos en falta en el control de Wii Sports Club: Tenis es ejercer una verdadera influencia en la potencia de nuestros golpeos, pues aunque el tiro pueda ser orientado, la raqueta se sigue disparando sola cuando recibe el estímulo necesario. Esto puede ser un engorro cuando cambias rápido tu postura para golpear de revés algo que en principio querías rematar con un derechazo porque tu Mii no se ha posicionado como querías, ya que el cambio de postura, hecho con brusquedad, puede dar lugar a un raquetazo torpe no deseado. Es necesario domar el control para evitar estas sorpresas tan desagradables.

El online es el verdadero gancho de Wii Sports Club: Tenis. El sistema de agrupación en clubes por ubicación geográfica da lugar a estadísticas interesantes que se pueden consultar en todo momento y la integración de Miiverse es ejemplar. Mandar mensajes de apoyo dibujados o impresiones de tus nuevos logros (razonablemente desafiantes sin llegar a verdaderos imposibles) es algo que se puede hacer sin problemas nada más terminar un partido y es curioso que entre punto y punto podamos mostrar a nuestro contrincante dibujos personalizados según tu impresión de la última jugada para lamentarte de tu mala suerte o advertirle de que tu mejor juego está por llegar.

Lo mejor del online es lo directo que va al grano. Apenas seleccionas dónde quieres buscar rivales (en todo el mundo, en un club determinado o con amigos) no tendrás más que esperar a que tu rival esté listo para empezar a jugar. Rápido y sencillo. Tal vez las búsquedas para retar a alguien de un club concreto tardan más y no siempre son exitosas; pero las globales casi nunca te permiten aprovechar el minijuego de calentamiento que hay durante la espera, pues suele salirte un rival en apenas uno o dos segundos.

No hemos acusado demasiado lag en las partidas, sólo en contadas (aunque inaguantables) ocasiones, por lo que debe de depender principalmente de la calidad de la conexión de cada jugador. Desde luego la presencia de lag afecta bastante mal al desarrollo del partido, con golpes dados a destiempo que te hacen perder el punto; pero cuando va fluido (que ha sido lo más común) el comportamiento fue similar al de un partido en multi local.

Con todo esto, Wii Sports Club: Tenis llama más la atención con su online (en el que podéis uniros un amigo y tú en la misma consola para retar a otras parejas por todo el globo) y sus rankings y estadísticas (batir marcas en los entrenamientos puede ser un vicio serio) que en el control, donde podía haber dado mucho más de sí. Lo que está claro es que sin el factor novedad, se queda en un juego rápido y sencillo de tenis, para el que quiera una solución barata con el que llenar el hueco de este deporte. Si buscas algo más complejo, mejor tirar de ciertos juegos de Wii como Grand Slam Tennis.

¿Qué te ha parecido Wii Sports Club? Deja tu opinión en el foro