Portada » Análisis » Virtua Tennis 2009

Virtua Tennis 2009 Wii

¿Cómo se llevarán la simulación de Wii MotionPlus y el estilo arcade de esta serie? ¡Difícil matrimonio!

Virtua Tennis 2009 - AnŠlisis

Wii MotionPlus ha desembarcado a través del tenis y SEGA ha querido estar presente en la fiesta. Sumo Digital ha tenido la responsabilidad de combinar dos conceptos que pueden chocar en un principio: la precisión del nuevo hardware con el tono arcade de la serie Virtua Tennis. En sentido amplio, se puede decir que el juego responde a los parámetros clásicos de esta franquicia deportiva que cultivó un buen número de fans en los tiempos de Dreamcast: partidos intensos, golpes a la línea y velocidad.

Virtua Tennis 2009 en Wii puede jugarse con o sin Wii MotionPlus. Supuestamente la experiencia más completa es la que se juega con el periférico activado, aunque no hay que menospreciar el control "tradicional" con Wiimote. Una barra azul sobre el jugador permite saber la dirección (izquierda / derecha) hacia la que va a salir la bola. Es una ayuda muy buena, porque en el fondo el golpe depende del jugador y ésto solo ayuda a aprender el "timing". Sería como una versión Wii Sports mucho más pulida y avanzada, nada despreciable.


Pero Wii MotionPlus es lo que importa. Lo primero, para que esté activado hay que configurarlo una y otra vez. Primero, en la pantalla de selección de mando y después, en cada punto. Es cierto, te acostumbras, pero es un retraso que, sobre todo en el primero de los casos, debería haberse evitado. Y ya, por fin, puedes comenzar a jugar tu tenis. Pues no es exactamente eso. Virtua Tennis 2009 en Wii con el periférico reconoce los tipos de golpes y la fuerza. Es increíblemente preciso a la hora de determinar si la bola va a derecha o a izquierda, todo gracias a la posición del cuerpo y, sobre todo, de la muñeca. Conseguirás unos paralelos asombrosos. Y los saques a la línea, sublimes.

 El problema está en que todo va a ser así todo el tiempo. Y no es que esté mal, es que es la concepción original del juego de tenis. Todo tiene que ser tan espectacular que el jugador no podrá controlar todo lo que quisiera, no puedes hacer un mal golpe que se quede un poco centrado porque irá siempre mejor de lo que esperaba. Es decir, el tono arcade mata el realismo que en teoría se añade en esta versión. Por otra parte, algunos golpes son "tan" realistas que costará horrores aprender, como la dejada. De todos modos, hay un buen tutorial para tener las ideas muy claras y unos minijuegos muy útiles que trataré más adelante.

 También se puede escoger entre jugar con o sin Nunchaku, es decir, entre controlar al personaje o dejarlo a su aire. Además, se puede cambiar al vuelo, incluso durante un punto. Sin embargo, no es recomendable, ya que la inteligencia artificial es mala y el rendimiento bajará muchos puntos. La parte positiva es que, sin cable de por medio, podrás dedicarte más a pulir el gesto y obtener así un mejor golpe, por ejemplo, en el saque. Por supuesto que seguirán con la obligación de esforzarte en hacer unos buenos golpes. Aquí no vale el agite al tuntún ni jugar sentado porque aunque la máquina va a ser benevolente y te meterá las pelotas dentro, no harás ni un punto