Portada » Análisis » Ultratron

Ultraton

Ultratron trae de nuevo la magia retro a WiiU gracias a Curve Digital.

Ultratron - AnŠlisis

Ultratron es el último juego de Puppy Games, los creadores de Titan Attacks!, ese juego de naves con un estilo retro y propio que podemos disfrutar en 3DS gracias a la conversión realizada por Curve Digital, quienes también han porteado el trabajo de otros estudios pequeños como Lone Survivor o Thomas was Alone. Ambos equipos vuelven a unirse para llevar el título que nos ocupa a consolas, aunque esta vez la elegida de Nintendo ha sido Wii U en lugar de la portátil de efecto estereoscópico.

Dispara a donde quieras… dentro de la arena

Ultratron es un shooter en arena cerrada, es decir, un juego al estilo Geometry Wars o Nano Assault en el que utilizando los dos sticks del mando movemos al personaje y elegimos la dirección de disparo sin botones adicionales para pulsar el gatillo. Para presentarse utiliza un estilo retro pero adaptado a los tiempos que corren y que sigue la estela visual de Puppy Games, siendo su gran inspiración para este proyecto el clásico Robotron: 2084.

El desarrollo se lleva a cabo a lo largo de 40 niveles en los que hay que eliminar a todos los enemigos que aparecen en pantalla, habiendo diferentes tipos de éstos a lo largo de la partida. En caso de que nos golpeen o nos disparen, perderemos una porción de escudo y, en caso de que éste se haya agotado, se dará por finalizada la partida, teniendo que volver a empezar desde el principio. Pero por fortuna, si decidimos salir de la partida voluntariamente, luego se puede reanudar desde el nivel en el que estuviéramos y con nuestro estado guardado.

Pero también hay checkpoints que se pueden conseguir tras completar 10 niveles seguidos y derrotar al jefe que se encuentra en el nivel de la decena correspondiente, pudiendo volver incluso a alguno de ellos más viejo (es decir, teniendo el tercero desbloqueado se puede cargar el primero) por si queremos cambiar la estrategia. Como ya se ha comentado, hay 40 niveles, pero una vez completados el juego continua, ofreciendo los mismos desafíos pero con dificultad y velocidad añadidas, haciendo así que el reto aumente y se pueda seguir disfrutando de este título, fomentando que no sea simplemente ser finalizado y punto. Si bien es bueno esto, lo que no es tanto es que sólo hay cinco tipos de enemigos a los que derrotar, más los cuatro jefes de zona.

Un apartado muy interesante de Ultratron es que utiliza su sistema de puntos también como moneda. Cuando se eliminan enemigos se puede ver como sueltan una especie de píldoras, que además de aumentar el Score se pueden usar al final de cada fase para comprar una serie de mejoras para nuestro robot - que van desde porciones de escudo y más capacidad ofensiva hasta otras más concretas, como puede ser la posibilidad de tener robots mascotas a nuestro alrededor que ataquen y que posteriormente también puedan ser optimizados. Aunque no todas pueden comprarse de inicio, conforme se vayan adquiriendo se puede ver cómo la partida se va adaptando a los gustos del jugador y sus compras, haciendo así también que al rejugarlo se pueda experimentar otra “ruta de compra” para ver qué tal nos va.

Dos de las mejoras que tienen cierta peculiaridad son las bombas y el impulso, ya que para utilizarlas hay que pulsar un botón de los gatillos, aunque los artefactos explosivos barre- pantallas pueden también, tras la mejora específica, utilizarse automáticamente para evitar una muerte segura cuando ya no se disponga de escudo. Al final todo se torna necesario para sobrevivir a los niveles en mayor dificultad, pero estas dos habilidades “manuales” bien utilizadas son la clave del éxito para esquivar a los enemigos.

En Wii U Ultratron permite usar el Gamepad y el Pro Controller, ambos para el primer o segundo jugador, ya que hay disponible un modo cooperativo en el que cualquier persona puede unirse a mitad de la partida y luego con salir de ésta y volver a entrar desaparece. El Gamepad también permite controles táctiles en los menús y la opción de Off-TV, que sienta estupendamente para este género. También hay disponibles tablas de clasificación para compararnos con amigos y gente de todo el mundo, lo que sin duda será un aliciente para los más competitivos.

El apartado gráfico y sonoro busca lo retro pero moderno, si bien es muy simple y quizá falta algo de variedad aunque sea en los colores, pudiendo resultar caótico para algunos a la hora de moverse y ver dónde están los enemigos, aunque esto es parte de su gracia. Los efectos adicionales no están mal, pero el de Distorsión es recomendable desactivarlo, pues crea unas ondas en pantalla que pueden confundir más todavía e incluso hacer que nuestra vista no se centre en lo que debe.  

En definitiva, Ultratron es simpleza por bandera en todos los sentidos, con todo lo que ello puede suponer para lo bueno y lo malo. Hay poca variedad en muchos aspectos, pero el sistema de niveles, mejoras y la buena respuesta de controles hacen que el factor adictivo del género nos mantenga enganchados más tiempo. Y, sobre todo, es positivo el modo cooperativo, una modalidad para jugar en compañía con distintas personas o, por qué no, marcarse un Sakurai a dos manos para los más atrevidos y que busquen el reto adicional.