Portada » Análisis » Momonga Pinball Adventures (Wii U)

Momonga Pinball Adventures

Una curiosa fusión de Pinball y Aventuras.

Momonga Pinball Adventures (Wii U) - AnŠlisis

Somos muchos los aficionados a los pinball que buscamos algo diferente dentro del género. Especialmente las versiones digitales de estos juegos suelen variar muy poco entre si, a lo sumo añadiendo skins y potenciadores temáticos de series o películas en los tableros, o variando el número y posición de los flippers. La obra de Paladin Studios: Momonga Pinball Adventures, intenta alejarse de la monotonía de esas mesas clásicas y nos propone un método de juego bastante diferente, donde la propia bola es la protagonista de una aventura narrada por capítulos que aúna el clásico juego de petacas con una pequeña aventura.

Momonga Pinball Adventures: Un Flipper de aventuras

Momonga Pinball Adventures nos pone en la piel de Momo, una ardilla voladora japonesa con la curiosa capacidad de convertirse en una pelota. Momo es, además, la única ardilla libre de su tribu, ya que todos sus camaradas han sido secuestrados por Kuton, un general renegado del reino de los búhos, y todo su séquito. La misión de Momo será liberar a sus camaradas derrotando al general Kuton con la ayuda de Fry la luciérnaga y de su rescatador, Panda. Como es obvio, no estamos ante una historia elaborada, pero más que suficiente para introducirnos en el peculiar mundo de Momo, además, pocos juegos de pinball pueden presumir de un lore tan rico como Momonga Pinball Adventures.

Las mecánicas jugables de Momonga Pinball Adventures son una curiosa mezcla entre un pinball clásico y un juego de plataformas / aventuras con avance por fases. En primer lugar contamos con los típicos gatillos a izquierda y derecha de la pantalla que se controlan con los botones ZL y ZR del WiiU Gamepad, estos gatillos nos permiten hacer rebotar e impulsar a Momo a través del nivel. Las tres bolas clásicas de cada partida quedan representadas en Momonga Puzzle Adventures por corazones, si Momo cae entre los flippers 3 veces, habrá que reiniciar la fase.

Como en todos los pinball clásicos, en Momonga Pinball Adventures es importante conseguir una buena puntuación, en este caso a base de recolectar estrellas desperdigadas por los tableros, eliminar rocas y muros que bloquean caminos o encontrar habitaciones ocultas, aunque este no es el objetivo principal del título. Momonga Pinball Adventures presenta un “modo historia” separado en niveles (9 principales mas 3 fases extras) cada uno de estos niveles corresponde a una serie de pequeños tableros de pinball interconectados en una especie de scroll vertical (empezando el nivel en el tablero inferior y completándolo en el superior) y que representan el camino de Momo, desde su entrenamiento con Panda a su enfrentamiento final con Kuton.

 

Superar este modo historia no será complicado, de hecho, las 9 fases principales pueden superarse en apenas una hora de juego, aunque al modo de juego principal hay que sumarle las 3 fases extras que suponen una vuelta de tuerca y que se olvidan de las mecánicas típicas del pinball para pasar a fases de vuelo o un modo supervivencia. Además, cada una de los 9 niveles principales presenta a 5 retos especiales a batir como recoger todas las estrellas del nivel, descubrir todas las habitaciones secretas de la fase o completarla sin destruir ni un solo bloque, retos que alargarán considerable y artificialmente la duración del título.

Los erráticos viajes de Momo

Las físicas conseguidas para la bola (Momo) son correctas aunque tampoco una maravilla, aunque los gatillos generalmente funcionan bastante bien, aunque en ocasiones el mismo golpe puede dar lugar a que Momo salga disparado a velocidades bastante dispares, algo que puede llegar a molestar mucho en las fases más avanzadas, y especialmente en el enfrentamiento contra el jefe final.

Además, que el nivel este formado a base de pequeños segmentos de tablero interconectados provoca en ocasiones que, con un solo fallo de control, Momo acabe en la siguiente zona sin haber podido reconocer todos los rincones de ese segmento, lo que obliga a resetear constantemente el nivel para obtener todos los secretos.

 

Además de los ocasionales fallos de control, hay que añadir los más frecuentes fallos en el apartado sonoro. La música ambiental es correcta, cumple bien con su función y no suele dar problemas, pero los efectos sonoros suelen quedarse silenciados hasta finalizar un nivel si se omite una cutscene o, más sangrante aún, al perder una vida.

Momonga Pinball Adventures tiene muchos puntos a favor, lleva las mecánicas clásicas de un pinball a unas fases que recuerdan más a los niveles vistos en los juegos de aventuras. Consigue llamar la atención por su particular estética y su aparente simplicidad, pudiendo hacer las delicias de los más jóvenes pero suponiendo también un buen punto de partida para todo aquel jugador que quiera iniciarse en el género. Además los jugadores más experimentados pueden encontrar en él un pequeño reto a la hora de completar todos los desafíos del juego.

Sin embargo no es un juego perfecto, físicamente esta cuidado, pero ocasionalmente hay errores que te pueden “costar la partida”, particularmente a la hora de acabar los desafíos, falla en los efectos de sonido y, especialmente, su triste duración deja clara su ascendencia smartphone. El precio original de plataformas móviles hubiese sido perfecto, pero 6 euros pueden suponer demasiado para la mayoría de los usuarios. Además hay que añadir que el juego solo está disponible en perfecto inglés.