Portada » Análisis » Golden Sun 2: La edad perdida

Golden Sun 2: La edad perdida

Golden Sun 2, la gran aventura de GBA, llega por fin a Wii U.

Golden Sun 2: La edad perdida - AnŠlisis

Podríamos comenzar diciendo que cada consola tiene sus juegos insignia, en muchas ocasiones estos juegos son RPG. En Gameboy nos encontramos, por ejemplo, a los Pokemon Rojo y Azul, en Super Nintendo tenemos tenemos gran cantidad de ellos como: Chrono Trigger, Secret of Mana o Final Fantasy IV, entre otros. En Gameboy Advance, obviando con mucho respeto a Pokemon Rubí y Zafiro, tenemos la saga Golden Sun. Hace ya un tiempo nos llegó a la consola virtual de WiiU su primera entrega, la que lo empezó todo. Un fantástico RPG con toque muy de 16 bits como si hubiese sido parido para la Super Nintendo, podeis leer nuestro análisis AQUI. Esta vez nos encontramos ante su secuela, un tremendo desafío ya que su primera entrega dejó el listón realmente alto, ¿Habrá estado Golden Sun: La Edad Perdida a la altura?

Redescubriendo Golden Sun 2 en Wii U

Golden Sun: La Edad Perdida nos llega a la consola virtual de WiiU completamente en inglés, como ya pasaba con su primera entrega, un gesto que sigue siendo feo y más cuando aquí nos llegaron originalmente en castellano. Hay mucho texto y es un inglés nada sencillo para quien no está habituado a ello.

El título que hoy nos ocupa continua los hechos que vimos al final de su primera entrega, esta vez olvidaremos a los héroes originales y tomaremos el control de los que parecían ser los malos en la primera parte: Felix, Nadie y Sole pero quizás sea mejor llamarlos por sus nombres en la versión inglesa: Felix, Jenna y Sheba. En esta ocasión el protagonista es Felix que al igual que Hans en la primera parte (Mejor llamarlo Isaac) no habla nunca, sólo tomaremos decisiones al igual que en la saga Zelda.

En esta ocasión nos encontramos con más Dijinns que en la primera entrega. Si en aquella ocasión teníamos en total 28 Dijinns, 7 por Elemento / Adepto, ahora podremos conseguir un total de 44, 11 de cada elemento, que junto con los de la primera entrega, que debemos haberlos transferido previamente mediante un código que obtenemos al completar el primer juego, hacen un total de 72. Si no transferimos los del Golden Sun original no podremos tenerlos todos y completar el 100% del juego. En cuanto a las invocaciones se mantienen las de la primera entrega como invocaciones que usan un único elemento. A esas 16 invocaciones tenemos que añadir las 13 nuevas invocaciones que se obtienen descifrando unas tablillas ocultas en diferentes mazmorras o derrotando a jefes opcionales. Estas nuevas invocaciones utilizan dijinns de varios elementos y son bastante poderosas, aparte de causar grandes daños algunas también nos curarán al grupo.

Los puzles siguen el estilo de la primera parte, muy bien montados que nos hacen estrujarnos bastante la cabeza a la hora de resolverlos para conseguir nuevos Dijinns o equipo. Para resolver la mayoría de éstos usaremos las Psienergías, el número de éstas aumenta y a las que ya había en la primera parte se le añadirán algunas nuevas que nos ayudarán a resolver ciertos puzles.

Artísticamente mantiene el estilo de la primera parte, muy colorido y con un estilo RPG de 16 bits. Un estilo gráfico que se adaptaba muy bien a la Gameboy Advance y no tan bien a WiiU. El problema es la pixelación.

Los combates se mantienen iguales en esta segunda entrega. En Gameboy Advance los fondos de los escenarios ya se veían un poco pixelados pero al ser una pantalla tan pequeña daban el pego y la pixelación de enemigos y personajes no eran tan fácilmente apreciable. Este punto es el más negativo de la adaptación para WiiU.

Estirar tanto la imagen en una televisión HD resalta más los píxeles y el resultado no es demasiado agradable. En el WiiU Gamepad, en cambio, no es tan exagerado y se puede jugar relativamente bien, lo mismo que pasa con la CV de Super Nintendo. La banda sonora sigue siendo del gran Motoi Sakuraba y, aunque no contenga temas tan recordados como su primera entrega, sigue sonando bien como si hubiese sido un RPG de Super Nintendo.

Otra de las novedades de esta entrega son los materiales para forjar equipo. En ciertos lugares del juego encontraremos materiales o armas oxidadas que el herrero de Yalam puede repararnos o forjarnos equipo bastante bueno. De este modo conseguiremos el mejor arma y armadura del juego.

Si bien una vez terminada la primera entrega no teníamos mucho que hacer exceptuando el modo batalla, opción que se mantiene pero lógicamente sin el añadido de poder combatir contra un amigo mediante el cable Link. En esta ocasión hay una serie de mazmorras opcionales de mayor nivel que el jefe final y donde nos encontraremos con el jefe más duro de toda la saga que luego regresaría en su tercera entrega, el temible Dullahan.

En resumen, Golden Sun: La Edad Perdida es una muy digna secuela que llega tan alto como su precuela, mantiene todo su esplendor y concluye los hechos sucedidos en la primera parte de una forma magistral. Dos RPG que hicieron brillar a Gameboy Advance. 7 años más tarde nos llegaría la tercera entrega para Nintendo DS con mucha menos suerte y brillo que las entregas para GameBoy Advance.