Portada » Análisis » Electronic Super Joy (Wii U)

Electronic Super Joy

Plataformas y música electrónica.

Electronic Super Joy (Wii U) - AnŠlisis

Electronic Super Joy es un título de plataformas inmerso en un mundo de música electrónica que hizo su debut el verano del pasado año 2013 en PC. Más de dos años después Michael Todd Games y su pequeño personaje llegan a la eShop de Wii U gracias a la ayuda de Broken Rules. ¿Cómo ha sido su llegada a la sobremesa de Nintendo?

Súper entretenimiento electrónico

Apenas tres minutos de juego hacen falta para saber que el punto fuerte del juego no es su historia. Y es que, el juego pone en situación al jugador con una breve y sencilla narración, de apenas diez o quince frases, que cuenta cómo el personaje ha perdido varias partes de su cuerpo por culpa de su enemigo, que se las ha robado. Ahora, el objetivo es recuperarlas completando niveles alocados bajo un ambiente nocturno y venciendo a diferentes enemigos utilizando la máxima habilidad posible y mejorando poco a poco los reflejos nivel tras nivel.

Sin embargo, a pesar de que un poco más de profundidad en la trama no vendría nada mal, no es algo que se eche excesivamente en falta. Gracias a que, en Electronic Super Joy, destacan muchos otros aspectos que son más importantes en un juego indie de plataformas. Entre ellos, la cantidad más que significante de niveles y los tres modos de juegos de los que consta el juego, que aunque son bastante similares, cada uno está inmerso en diferentes trasfondos y cuenta con niveles de diferente dificultad.

Otro aspecto del que puede presumir es el nivel de dificultad que tiene. La hiperactividad y el frenetismo bañan el juego en todo momento. Todo se tiene que realizar en el momento exacto y a la velocidad adecuada. Sobre todo a la hora de esquivar obstáculos y matar enemigos, porque un pequeñísimo fallo y hay que empezar de nuevo el nivel. A no ser, por supuesto, que se haya llegado a un punto de guardado, que sería donde se empezaría de nuevo al morir. Además, cada nivel es un nuevo desafío que afrontar, ya que, como es obvio, cada nivel es diferente y más difícil que el anterior. Pero no sólo la dificultad aumenta sino que la adicción y la frustración también lo hacen de forma progresiva y paralela a ésta.

Aparte, cabe destacar que el aspecto visual y el aspecto sonoro  son dos de las partes mejor logradas del juego. La estética es cuanto menos curiosa. Durante todo el desarrollo del videojuego se mezcla lo retro con lo moderno, el negro con colores llamativos o con el blanco y hay movimientos rápidos del fondo para crear confusión y sensación de ritmo y velocidad al usuario. Encima, al ser colores muy vivos este efecto es más fácil de lograr e impresiona más que si se realizara con colores apagados.

Por otra parte, el sonido es fantástico es todos los aspectos, tanto la banda sonora de música electrónica como los sonidos, que marcan el ritmo de los niveles y encajan con ciertos elementos del escenario para ayudar al jugador a llevar mejor el hilo de la carrera de obstáculos y hacer más amenas las misiones. Además, el sonido es el componente principal que motiva los niveles, decide cómo debe de ser la movilidad del fondo y consigue refrescar el título ante la posible sensación de repetición que ocurre a veces con el género de plataformas.

En cuanto a los controles, son muy simples, apenas mover, saltar y golpear. Este último consiste en dar un culazo contra el suelo para destrozar a los enemigos y a los cohetes que persigan al personaje.

En definitiva, Electronic Super Joy es un título lleno de frenetismo, con un estilo visual retro y animado con música electrónica contemporánea. Es un desafío único para cualquier jugador que busque un reto o que simplemente quiera ir un poco más allá en el género de plataformas. También es perfecto para los amantes de los juegos que interactúan con la música y los sonidos. Sin embargo, cabe recordar que la historia del juego es muy simple y escueta  y que, aunque no es un juego que necesite demasiado trasfondo, puede que haya jugadores que lo echen en falta.

Por último, mencionar que las personas susceptibles de sufrir ataques epilépticos deben tener cuidado si quieren jugarlo, porque como se ha mencionado en el análisis, el fondo y el movimiento de los colores podrían jugarles una mala pasada.