Portada » Análisis » Donkey Kong Land 2

Donkey Kong Land 2

Analizamos Donkey Kong Land 2, la secuela del exitoso Donkey Kong Land llega a la consola virtual de 3DS.

Donkey Kong Land 2 - AnŠlisis

Donkey Kong Land 2  es un videojuego de plataformas desarrollado por Rareware y la segunda entrega de la trilogía Donkey Kong Land para Game Boy. Fue lanzado en 1996, un año después que su predecesor, con la intención de continuar una saga que se trasladaba por primera vez a una consola portátil, con el objetivo de repetir el éxito de los dos primeros juegos de la trilogía Donkey Kong Country para SNES. Al contrario de lo que piensan la mayoría de los jugadores, no es un remake del juego de SNES Donkey Kong Country 2: Diddy´s Kong Quest, sino que es un juego propio ya que, aunque ambos juegos tienen como premisa la aventura de Diddy Kong y Dixie Kong, los niveles y los mapas son totalmente nuevos.

Al rescate de Donkey Kong

Nuestra aventura y la de nuestros pequeños compañeros Diddy Kong y Dixie Kong comienza en la Isla Cocodrilo, que ha sido devuelta a la superficie del océano por una gran erupción volcánica. Aprovechándose de esta situación, el malvado K. Rool secuestra a Donkey Kong y exige que le entreguen todos sus plátanos como rescate. Sin embargo, Diddy Kong no se rinde tan fácilmente y se asocia con Dixie Kong para salvar a su amigo. ¿Lo conseguirán?

Donkey Kong Land 2 es un videojuego de plataformas con una gran variedad de niveles. Cada mundo tiene una ambientación diferente, incluso en el mismo mundo hay algún que otro nivel que cambia de ambientación. Es tanta la diferencia entre unos niveles y otros que podemos pasar de estar buceando a toda velocidad para no morir en aguas tenebrosas a estar saltando de gancho en gancho por el aire. Aparte, todos los niveles tienen pequeños lugares ocultos donde se esconden los objetos coleccionables. Estos son las monedas DK y las letras de la palabra KONG, al igual que en los otros dos juegos de la trilogía.

Por lo general, la jugabilidad es buena. Los controles son muy simples, apenas un botón para atacar, uno para saltar y la cruceta o el joystick para mover al personaje. Sin embargo, en alguna que otra ocasión hay que utilizar combinaciones un tanto incómodas, como pulsar varios botones a la vez para hacer un movimiento que debería tener su propio botón. Esto es debido a las limitaciones de Game Boy, su plataforma original. Este tipo de cosas y algunos momentos en los que hacen falta precisión y rapidez hacen que el juego tenga unos picos de dificultad bastante grandes. Debido a esto, la duración del juego depende mucho de la habilidad del jugador, aunque si eres un jugador de nivel medio, como yo, el simple hecho de pasarte la historia te dará unas 10 horitas de diversión. Conseguir todos los coleccionables de cada nivel te llevará algunas horas más.

Por otro lado, algunos pequeños problemas de los que adolecía el original, como, por ejemplo, plataformas o barriles que exigen saltos a ciegas y que numerosas veces acaban en muerte por falta de fortuna o de intuición, siguen presentes en esta versión de Consola Virtual. Esto resulta muy molesto, sobre todo en niveles rápidos ya que no se dispone de mucho tiempo para calcular el salto.

Musicalmente, el título es excelente gracias a una selección de temas que hacen mucho más amenos y entretenidos los niveles. La única pega es que algunos se repiten frecuentemente, cosa que puede ser cargante para algunos jugadores. Sin embargo, todos los temas son excelentes para el desarrollo de cada nivel. Destaca sobre los demás el tema principal, animado y alegre, y dan ganas de jugar sólo con escucharlo. Muy pocos podrán darle al botón A para empezar a jugar sin escucharlo un poco antes. Sin duda, es de lo mejor del juego.

En definitiva, Donkey Kong Land 2 es un gran videojuego de plataformas que nos ofrece una mayor dificultad  a la que nos tienen acostumbrados los juegos de hoy en día. Sin duda, un título obligatorio para cualquier amante de los juegos de plataformas y/o de Donkey Kong que no hayan tenido la oportunidad de jugarlo en la versión original de Game Boy.