Portada » Análisis » Breath of Fire II

Breath of Fire II

La mejor entrega del Aliento del Dragón.

Breath of Fire II - AnŠlisis

Análisis Breath of Fire IIBreath of Fire II es uno de esos juegos que fueron muy especiales, tanto por la época en la que salieron como por la coyuntura en la que lo hicieron. Por un lado, es parte integrante de la época de oro de los JRPG. Final Fantasy VI, Dragon Quest IV, V y VI; Tales of Phantasia, Star Ocean, Chrono Trigger, Illusion of Time, Secret of Mana... Nunca antes se lanzaron tantos juegos de rol y de tan alta calidad en una consola.

Por otro lado, poquísimos de esos juegos trascendieron las fronteras japonesas y menos aún alcanzaron las costas europeas, quedándose en el nuevo continente pero sin dar el salto al viejo. Y eso por no hablar de los escasos cuatro que se llegaron a traducir al español. Por eso mismo, cada vez que llegaba un Action RPG a una tienda española, era devorado por los aficionados que lo esperaban como agua de mayo.

EN esta tesitura llegó Breath of Fire II, un título desarrollado por Capcom y que poco decía al chaval con ganas de rol que era yo por entonces. No había internet y el primer Breath of Fire no había llegado aquí, así que la única forma de enterarse un poco de qué iba era leyendo algunas revistas de la época e imaginando cómo podría ser por las imágenes de la contraportada.

Análisis Breath of Fire II

La cabra tira al monte y uno, que se tira de cabeza siempre que haya héroes, dragones, princesas y mundos fantásticos llenos de magia, acabó por llevarse el juego a casa, casi a ciegas. A día de hoy puedo decir que fue una de las mejores compras que jamás hice para mi Super Nintendo. Es curioso que, echando un vistazo a mi alrededor, el juego no esté en ninguna de las listas de mejores juegos para SNES, pero lo cierto es que podría estar ahí perfectamente, tal era su extensión y las horas de diversión que me proporcionó, a pesar de la terrible barrera del idioma, ya que no sólo venía en inglés, sino que es un inglés complicado, con mucha jerga.

Pero ahí estaba, encarnando a Ryu, un joven huérfano criado en una tranquila aldea. Un joven huérfano que pertenece, sin saberlo, a la Tribu del Dragón, que ha protegido desde siempre el mundo de las terribles amenazas que lo han asolado, pero que ahora se encuentra perdido para todos.

Como suele ser habitual en el género, el joven ve interrumpida su bucólica vida y se embarca en un viaje alrededor del mundo en el que conocerá a fieles amigos, ayudará a la gente con sus problemas y acabará por descubrir su linaje, acrecentará sus poderes y acabará por salvar al mundo en una gran epopeya fantástica.

Entonces, ¿qué es lo que hace de Breath of Fire II un título tan especial? En primer lugar, su longitud. Pocas veces se han hecho JRPG tan largos y tan cuidados. Aparte de las misiones secundarias, como encontrar a todos los espíritus para fusionarse (importantísimo para desvelar el verdadero potencial de nuestros compañeros en el último tramo de la partida) o la creación y mejora de nuestra propia aldea (perfecto para conseguir objetos únicos y carísimos), a Breath of Fire II no le sobra ni le falta de nada a lo largo de sus más de 40 horas de juego real.

Otro de los puntos a su favor es la dificultad. No es un juego sencillo debido a que Capcom no rebajó la dificultad cuando lo sacó en occidente (otros juegos sí que eran retocados). Los enemigos no dejan caer ni mucho dinero ni dan mucha experiencia, aparte de que los combates aleatorios son especialmente frecuentes, lo que podía llegar a desesperar a los que gusten de caminar más de dos pasos sin que la pantalla se funda a escenario de combate.

La historia, apasionante y llena de matices y misiones secundarias que te hacen aprender más del mundo de Ryu, está magníficamente hilada y, aunque no sorprende y está llena de topicazos, sí que está bien contada y el ritmo al que se desarrolla está muy conseguido. La música y los gráficos tampoco le andan a la zaga, siendo un exponente muy lucido de la época de los 16 bits y no teniendo nada que envidiar a otras joyas de su género.

Breath of Fire II es una opción excepcional siempre que te gusten los juegos de rol japoneses más puristas. Combates aleatorios por turnos, largo, con mucha historia y personajes divertidos y un apartado visual y sonoro que hacen recordar tiempos mejores. Está en la Consola Virtual de Wii y poco a poco va apareciendo en la de Wii U, así que dentro de poco seguro que será una alternativa real para todos los nostálgicos que deseen recuperar un gran juego de la época dorada del género del rol, un título que de salir hoy en día recibiría muchísima más atención y sobresaldría más, ya no competiría contra gigantes que le hicieran sombra.

::¿Esta este Breath of Fire II entre tus favoritos de todos los tiempos? Comenta en la comunidad::