Portada » Análisis » Biker Rider Ultra DX World Tour (Wii U)

Bike Rider Ultra DX: World Tour

La bicicleta más saltarina.

Biker Rider Ultra DX World Tour (Wii U) - AnŠlisis

Spicysoft trae a la eShop de Wii U, directo desde Japón, su nuevo runner, Bike Rider Ultra DX: World Tour. En él, manejamos a un ciclista que debe llegar al final de enrevesadas fases sin chocarse con ningún obstáculo. ¿Merece la pena?

¿Era Bike Rider o Bike Jumper?

Bike Rider Ultra DX: World Tour es un título del género runner, un tipo de juegos de plataformas en los cuales el personaje principal no se detiene nunca y que tiene que llegar hasta el final del nivel esquivando los diferentes obstáculos repartidos por el mismo. Para ello, nuestro ciclista dispone de un arma esencial, un poco peculiar para ser un ciclista, pero fundamental para llegar al final de cada fase: el salto.

Y es que no solamente podemos dar un salto, sino que podemos hacer dobles saltos y, lo que es más, encadenar unos cuantos más si tenemos un buen sentido del ritmo. Estos son fundamentales para sortear obstáculos o adelantar a nuestros rivales si jugamos en modo multijugador. Las fases del World Tour se pueden jugar de ambas maneras. Además, en algunos niveles aparecen ciclistas rivales con los que debemos lidiar.

El nivel acaba o bien cuando llegamos a la bandera de meta o bien cuando nos estrellamos contra cualquier obstáculo, caso en el que debemos repetirlo. Para ayudarnos (o no) en nuestra misión hay repartidas gemas a lo largo de los recorridos que desbloquean alguna habilidad especial de la bicicleta. Algunas tan comunes como el triple salto facilitado, el ala delta o el modo cohete. Vamos, nada sorprendente para los ciclistas asiduos.

En cada fase, aparte de llegar a la meta, también podemos conseguir monedas para recibir, al acabarlas, una corona. Si hemos usado la ayuda de la cruceta sólo podremos optar a la corona de plata, por lo que es aconsejable no utilizarla. Ésta, que podría haber sido un buen aliciente, consiste en desplazar el escenario sin mover al ciclista, lo que facilita el acceso a plataformas de otro modo inaccesibles. Una lástima que no se haya aprovechado para ofrecer una experiencia de juego más rica.

Los niveles de World Tour están ambientados a lo largo y ancho de la geografía mundial, basándose principalmente en tópicos y clichés. Su aspecto visual es muy sencillo, rayando lo cutre aunque con cierto encanto. Le acompaña una infame música de techno japonés con una calidad muy baja de audio, que recuerda en cierta medida a las habituales de los juegos de WayForward, a pesar de que el resultado es bastante peor y bastante más desquiciante.

¡Me duelen los ojos!

Pero también es un poco duro jugarlo ya que World Tour es un juego no sólo con un audio de calidad dudoso, sino molesto para la vista. Se juega mejor en el mando de Wii U, pero eso no impide que nuestros ojos se cansen tras estar cinco o diez minutos jugando. Tiene todos los ingredientes para que quieras estampar tu Wii U Gamepad contra el televisor. Menos mal que, si hay suerte, dentro de poco se podrán comprar sustitutos.

Aparte del modo World Tour también dispone de otros dos modos. Grand Prix es un recorrido aleatorio e infinito en el cual la meta es hacer la mayor cantidad de metros posibles sin morir y superar así a rivales de todo el mundo gracias a los rankings de internet. Por último, también dispone de un modo de batalla a 4 jugadores conocido como Battle Royale, en el cual hay que ganar la mayor cantidad de puntos dentro del límite de tiempo para ganar. Conforme vamos jugando, se van desbloqueando también una serie de logros y, además, podemos modificar ligeramente la apariencia de nuestra bicicleta.

En definitiva, se trataría de un runner decente si no fuera por la música y, sobre todo, por el hecho de que cansa a la vista. Aparte, es un poco caro para lo que ofrece porque, salvo por el multijugador, runners como éste los hay en todas partes y a mucho menor precio. Si eres un fan del género y no te importa que te duelan los ojos ni que la música te saque de quicio, tal vez (sólo tal vez) te guste.