Portada » Análisis » One Piece: Romance Dawn

One Piece Romance Dawn

Analizamos One Piece: Romance Dawn para Nintendo 3DS, el juego que hará que desistas en la búsqueda del One Piece.

One Piece: Romance Dawn - AnŠlisis

Con One Piece: Romance Dawn pasa que siempre es de agradecer que tras un trío de aventuras que bien podrían pasar por los capítulos de relleno de la versión animada, se decidan a volvernos a narrar la aventura original de Oda a modo de un RPG, pero lamentablemente el trabajo de Three Rings no está a la altura de la obra original.

One Piece: Romance Dawn

Y no lo está no sólo porque incomprensiblemente se hayan dejado por el camino algunas sagas tan importantes como Skypiea o porque sorprendentemente no hayan tenido la lucidez de usar el primer encuentro con Alvida a modo de tutorial, en lugar de tenernos leyendo una viñeta tras otra durante los primeros 20 minutos del juego. Porque precisamente son estos primeros minutos sirven para darnos cuenta de que aquí algo falla, empezando por esta forma que han elegido para narrar la historia, resultando insulsa y soporífera. Pero por desgracia la cosa tampoco mejora cuando empezamos a caminar por los muchos pasillos que componen todos los escenarios. Vacíos y carentes de personalidad.

Pero no todos los problemas de la parte de la historia se encuentran en que no le han sabido dar algo más de variedad a la misma, sino que una buena parte de culpa de que uno se duerma leyendo los textos radica en la simpleza y la poca gracia que tienen las imágenes estáticas de las caras de los personajes, así como lo excesivamente resumida que está la trama, hasta el punto de que en ocasiones las conversaciones carecen de sentido y quedan fuera de contexto por haber omitido más de la cuenta.

Otro de los apartados en los que el título cojea es lo técnico. Y es que aunque visualmente los modelados de los mugiwaras y de sus rivales cumplen y son fácilmente reconocibles por todos aquellos que seguimos su manga o su anime, no se puede decir lo mismo de las animaciones. Aquí la cosa falla hasta el punto de ver como un personaje se pasea levitando por todo el escenario hasta llegar a nuestra altura.

One Piece: Romance Dawn

Y hablando de escenarios, estos tampoco están a la altura, siendo en esencia pasillos que parecen sacados de Arabasta. Desérticos y sin vida, abusan en exceso del cortar y pegar de sus decorados de cartón piedra y la ausencia de unas buenas texturas tampoco les ayudan. Y no será por lo sobrecargados que están los niveles, más bien todo lo contrario, porque el que siempre estará presente en cada uno de los ellos es el popping.

Eso sí, esta adaptación del juego original de PSP puede presumir de ser uno de los pocos juegos en los que los usuarios de Nintendo 2DS no se sentirán discriminados, básicamente porque aquí no hay efecto 3D.

Y con todo esto llegamos a lo que probablemente sea lo mejor de este One Piece, que no es otra cosa que sus combates. Por turnos y con la opción de podernos mover libremente (en algunos casos con penalizaciones) antes de lanzar el primer ataque. Porque el juego invita a pararlos a pensar en esa táctica con la que poder acabar con los rivales de a pie en un solo turno o para buscar el mejor método de estamparlos contra una pared (o uno de los numerosos muros invisibles que hay en el juego) y hacerles un mayor daño.

One Piece: Romance Dawn

Los combates también son los encargados de desajustar la curva de dificultad del juego. Prácticamente nula en la mayoría de las peleas que se desenvuelven con la presencia de varios de nuestros personajes y un pequeño dolor de muelas cuando toca un enfrentamiento uno contra uno. Porque es aquí cuando la curva se dispara y nos podemos tirar más de 10 minutos encadenando golpe tras golpe con tal de machacar al jefe final de la saga.

En resumidas cuentas, One Piece Romance Dawn es uno de esos títulos que de no estar basado en la obra de Eiichiro Oda probablemente pasaría desapercibido y se le consideraría un juego del montón. Por este motivo solo serán los fans más permisivos de los mugiwaras los que mejor lo apreciarán y disfrutarán de sus más de 20 horas. Para el resto de seguidores de One Piece y del género RPG existen mejores opciones dentro del catálogo de Nintendo 3DS.